El Papa atraerá a tres millones en Asunción

Fecha de Publicación: 20-04-2015 // Nacionales
fuente: abc


El arzobispo de Asunción, monseñor Edmundo Valenzuela, asegura que el papa Francisco congregará a unas tres millones de personas en Paraguay. Recomienda a la población prepararse. “Seamos hospitalarios”, clama en esta entrevista. No descarta a Concepción. Habrá un partido Paraguay-Argentina, de homenaje al Santo Padre.

–Se nota mucha ansiedad, pero también sorpresa para algo no programado, inesperado como es esta visita del Papa.

–Sí, nosotros supusimos que era para noviembre, porque en noviembre tenemos la conmemoración de San Roque de Santa Cruz. Pero ahora viene el anuncio de que va a ser en julio, un tiempo templado, frío, que en general no llueve. Supongamos que hubiera llegado hoy (por el viernes). ¡Qué lluvia! y continúa lloviendo…

–Los actos del Papa nunca se interrumpen.

–En Filipinas se precipitó un tifón justo al terminar la eucaristía que derrumbó todo, el altar, tuvieron que refugiarse. La caída del escenario precipitó la muerte de una mujer que estaba ahí. La expectativa que tenemos es muy grande. Vamos a tener un trabajo muy intenso, delicado, minucioso, porque no podemos improvisar nada.

–Va a venir un fin de semana.

–El mejor tiempo para un encuentro religioso multitudinario como ha sido en Filipinas. Recordamos con nostalgia la visita de San Juan Pablo II. Pudieron verlo los de Guairá en Villarrica, los de Itapúa en Encarnación, Mariscal Estigarribia, en Ñu Guasu.

–¿Cuánta gente reunió Juan Pablo II en Ñu Guasu?

–Unas 800.000 personas, no más que eso.

–¿Cuánto estima que puede reunir Francisco?

–A nivel de Paraguay, mínimo un millón. A nivel de los visitantes, puede ser también mínimo un millón solo de paraguayos residentes en el exterior. Aparte hay que estimar otro millón de extranjeros, especialmente de Argentina y de Brasil, más los que van a venir de Uruguay, Chile...

–¿Tres millones en Asunción?

–Es una problemática grande. ¿Cómo alimentar a tres millones de personas en tres días en una ciudad como Asunción? Tenemos que pensar en agua, energía eléctrica, transporte, higiene, salud, hospitales por tres días. Francisco congregará a multitudes nunca vistas en Paraguay. Sabemos que nuestros hermanos de la Argentina, sus asociaciones educativas, pudieron contratar hasta ahora 350 buses para venir y me advierten que no es descabellado calcular que puedan venir hasta 1.500.000 personas. Sumados a los que se preparan para venir de los estados de Paraná, de Mato Grosso, de São Paulo, de Uruguay, Chile... Esta cita de Asunción será parecida al encuentro con la Juventud en Copacabana (en julio de 2013 reunió a tres millones). No quiero decir que será el más grande encuentro de esta gira, más que Quito o Santa Cruz, pero somos conscientes de que tenemos que prepararnos para un encuentro multitudinario que nos va a sorprender a todos.

–¿Son suficientes los 50.000 voluntarios que están pidiendo?

–Hasta el momento no fue tan fácil la inscripción. Se ha centrado en una edad comprendida entre 16 y 45 años por el tema de la fortaleza física, la resistencia. Deberán estar muchas horas parados. Pero ante los reclamos de la gente mayor hemos extendido a 60 años. Ellos tendrán que mostrar su prontuario sanitario. No queremos que nadie arriesgue su salud. Hay que acomodar a los contingentes, acompañarlos para que haya un relativo orden, que no suceda lo que sucedió aquel día de lluvia con San Juan Pablo II en Ñu Guasu. Con tanta lluvia caída la gente iba traspasando vallas. No se respetó. Tenemos que unir todas nuestras fuerzas. Cualquier organización supera toda imaginación...

–Los operadores turísticos van a aprovechar bastante.

–La venida de Francisco traerá una bendición muy grande. Viene en un momento en que el país se encuentra bastante estable. Paraguay, un país desconocido para los europeos, ya llamó la atención del mundo por ese récord de crecimiento del producto interno bruto (14,2% en 2013). Con la visita del Papa con seguridad vendrá mucha gente de Europa también. Tenemos que prepararnos. A mí me interesa pedir al pueblo que seamos hospitalarios, que no especulemos en ganar dinero explotando a los peregrinos. Yo distingo peregrinos de turistas o de gente que tiene medios para pagar hoteles. Por ejemplo, los grupos juveniles que van a venir de las parroquias de Argentina, Brasil, Uruguay, Chile y del mismo interior del Paraguay; todos van a querer encontrar alguien que los atienda, con hospedaje para pasar la noche, alimento, transporte. Yo estoy seguro de que la hospitalidad paraguaya va a sobresalir y va a marcar una vez más una característica propia del paraguayo. Tenemos que seguir manteniendo esa virtud humana y cristiana que heredamos de los franciscanos, de Fray Luis de Bolaños, Fray Bernardo, la espiritualidad franciscana de atender a los pobres, a los peregrinos.

Pensemos en las familias que van a venir. Nosotros vamos a acondicionar las parroquias, estamos pidiendo que hagan lo mismo los clubes, los centros deportivos. La gente puede anotarse si tienen un centro social con un tinglado. Paralelamente, hay una propuesta de hacer un encuentro de futbolistas de Paraguay y Argentina...

–¿Entre selecciones?

–Se planea hacer algo así como se hizo en Italia (Argentina-Italia el 14 de agosto de 2013 en Roma). Se planea hacer un partido en el Defensores del Chaco, con la integración de jugadores de dos clubes paraguayos, Cerro y Olimpia, y otro equipo formado por jugadores de Ríver y Boca.

–¿De dónde es la iniciativa?

–Es una propuesta que viene de ellos.

–¿Jugadores de Olimpia y Cerro juntos, de Ríver y Boca?

–Ya vinieron a tomar contacto con los directivos de Cerro Porteño y de Olimpia. La idea es hacer un encuentro deportivo en homenaje al Papa el sábado antes de su venida, como preparación de la visita. El encuentro va a atraer a muchos argentinos.

La finalidad es demostrar que se puede practicar un buen deporte sin violencia, sin fanatismo, sin peleas. El título de este evento es “hermanados por la paz”, porque según el papa Francisco el deporte debe fomentar la paz, la integración, la confraternización entre amigos, no la discriminación, el prejuicio, el distanciamiento. Es la comunión entre las personas de uno y de otro. En el lenguaje común significa comunión entre las personas.

–¿Qué de cierto hay de esa agenda tentativa que se publicó en algún medio?

–No sé de qué filtración se puede hablar si todavía no se elaboró la agenda. El Papa ocupa su tiempo en estos días en la reforma de la Curia (romana). Tiene que organizar su viaje a Ecuador, Bolivia y Paraguay. Por eso es que se fijó que se conocerán detalles recién después de la primera semana de mayo. También tiene que organizar su agenda de viaje a Estados Unidos. Se anunció hace unos días que en esa misma gira podría estar en Cuba. Tiene otra visita a Sarajevo, creo.

–Pero, con seguridad, habrá una misa el domingo (12 de julio) en Ñu Guasu desde donde dará la bendición al mundo (el Angelus) a través de la televisión católica.

–Yo quisiera adelantar todas las cosas que queremos y soñamos, pero hasta que la Santa Sede no se pronuncie todo va a ser suposición.

–¿Ustedes plantearon la visita a Concepción?

–Los obispos le hemos escrito sobre Concepción al Papa. Él quiere encontrarse con las periferias, con los campesinos, con los indígenas, y el mejor lugar para hacerlo es Concepción. El Papa decidirá...

–Con seguridad va a ir a Caacupé.

–Suponemos que sí porque él es devoto de la Virgen de Caacupé. Ha hablado tantas veces en sus homilías de Ella. Supongo que va a celebrar una misa en la Basílica. Todo es para soñar aún. Los periodistas que quieren tener la primicia de la información se van a dar cuenta de que no hay una agenda porque todavía no se confeccionó.

–¿Plantearon la beatificación de Chiquitunga?

–Está en manos de ellos el proceso de beatificación de la Chiquitunga. Se está haciendo todo el proceso canónico para llevar un milagro que sea aprobado por los científicos del Vaticano. Son muy rigurosos. No aprueban un milagro cuando creen que la ciencia lo resuelve. Tiene que ser como el caso de esta hermana que tenía alzhéimer y párkinson en Francia. Le había llegado un pañuelo del papa Juan Pablo II. Ella invocó y rezó. Al día siguiente se levantó sanísima, sin el alzhéimer y sin el párkinson y comenzó a hablar. Ella tenía que estar en la enfermería. Ella dijo: “No, ya no más. Me curó Juan Pablo II”. Es un caso inexplicable. Y hay muchos casos en que la ciencia dice: “acá nosotros, científicamente no podemos decir nada, no hay ninguna explicación científica”. Después, los teólogos estudian por intercesión de quién se hizo, a quién se convocó, cuál es el testimonio


Galeria de Imágenes

wasa
Observación: AMAMBAY NOTICIAS no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
Ultimos Blogs
La gran lección de los libres
Publicado por: Juan Pelayo Jimenez
Fecha: 17-07-2013
El mosquito es un bichito chiquitito
Publicado por: Juan Pelayo Jimenez
Fecha: 09-07-2013
Cracolandia.
Publicado por: Juan Pelayo Jimenez
Fecha: 04-07-2013
Quien nos ha robado el sueño?
Publicado por: Juan Pelayo Jimenez
Fecha: 02-07-2013
Más empeño y patriotismo para superar los problemas nacionales
Publicado por: José Torres Pollero
Fecha: 02-07-2013