“Todo lo que se pueda” para traer a Neneco

Fecha de Publicación: 10-03-2015 // Locales


El Gobierno garantizó todo el apoyo posible a la Fiscalía en los procesos para lograr la extradición de Vilmar Neneco Acosta, detenido el miércoles pasado en Brasil por la muerte del periodista de ABC Color, Pablo Medina.

El asesor jurídico de la Presidencia, Sergio Godoy, fue abordado sobre el caso del principal sospechoso de la muerte de Pablo Medina y Antonia Almada, cuya deportación fue negada ayer por el Brasil, por lo que Paraguay deberá tramitar la extradición, un proceso más engorroso que demoraría meses e incluso años. El funcionario garantizó que el Ejecutivo respaldará al Ministerio Público en los trámites restantes para traer al fugitivo de la justicia paraguaya. “La voluntad del Gobierno es apoyar a través de la Cancillería y la embajada en Brasil”, aseveró. Aclaró que será la Fiscalía la que encabece las gestiones, pero el Gobierno por su parte hará “todo lo que se pueda para destrabar” el proceso en relación a Neneco. “Lo que se busca es que se lo juzgue”, manifestó. Ante las críticas por la falta de reciprocidad del vecino país, considerando que en muchas ocasiones contó con el apoyo paraguayo a la hora de capturar y juzgar a criminales buscados por la justicia brasileña, el alto funcionario evitó dar opinión alguna. “No podemos opinar”, expresó en rueda de prensa. Recordó que había dos documentaciones paralelas sobre el caso de Neneco: una que determinaba la prisión con fines de extradición y otra que hacía referencia a la deportación. Finalmente, el gobierno brasileño hizo prevalecer el primer mandato. “Imaginate que tengas dos documentaciones y el Tribunal Superior de Brasil habrá analizado algo”, justificó. Vilmar Neneco Acosta fue detenido en la tarde el miércoles 4 de marzo, en la localidad de Naviraí, estado brasileño de Mato Grosso del Sur, unos 300 kilómetros al este del departamento de Canindeyú. Sobre el mismo pesaba una orden de captura de la Interpol por el asesinato del periodista Pablo Medina y Antonia Almada, perpetrado el pasado 16 de octubre de 2014, en Villa Ygatimí. El corresponsal de ABC Color, de 53 años, retornaba de una cobertura, a bordo de una camioneta, acompañado de la joven de 19, cuando dos sicarios le cerraron el paso. Los asesinos ejecutaron a ambos tras asegurarse de que se trataba del comunicador. Se apunta a Vilmar Neneco Acosta, entonces intendente de Ypejhú, como el autor intelectual del doble homicidio, ya que en numerosas ocasiones el periodista denunció la influencia del narcotráfico en la localidad y los vínculos con políticos.
Galeria de Imágenes